Proyecto UCN crea un nuevo material constructivo a partir de desechos de conchas de moluscos

proyecto ucn uso residuos moluscos

A través del compuesto se desarrollarán paneles con propiedades ignífugas, que podrían ser utilizados en construcción de casas u otro tipo de instalaciones que deseen ser protegidas ante la posibilidad de incendios. 

Buscando aplicar elementos de economía circular y manejo de residuos, una académica de la UCN trabaja en una investigación que permite utilizar las conchas de moluscos para crear un innovador material constructivo.

El proyecto es desarrollado por Begoña Peceño, académica de la Escuela de Prevención de Riesgos y Medioambiente de la casa de estudios, como parte de un FIC-R de la Región de Coquimbo llamado “Desarrollo de ecopaneles con residuos de la acuicultura”, en una investigación que lleva a cabo desde su tesis de doctorado.  

Según menciona la profesional, lo que busca esta iniciativa es “aprovechar el carbonato cálcico para material de construcción. Lo estamos aplicando en este sector ya que con el cambio climático, es una industria que se tiene que reestructurar, apuntando a la construcción sustentable”. Asimismo, menciona que el proyecto cuenta con 3 partes: la Técnica, que ve la viabilidad del proyecto, en la que existe una solicitud de patente en proceso; la Económica, para que lograr que el material generado sea competitivo; y la Medioambiental. “Estamos tomando un residuo y le estamos quitando una impureza. Esto tiene un impacto y vamos a utilizar una serie de recursos para cuantificarlo. Una vez resueltas las dificultades técnicas y ambientales, se puede evaluar y desarrollar el producto a escala prototipo”, agrega Peceño. 

Ventajas para llevar al mercado

El producto que busca desarrollar la académica de la UCN será utilizado para la construcción de paneles, los que gracias a sus componentes, poseerá propiedades ignífugas. “Ante altas temperaturas, como las que ocurren en un incendio, el residuo de concha se descompone endotérmicamente, retirando el calor del ambiente y por lo tanto, retrasando la propagación del fuego”.

Además, otra de las ventajas del proyecto es que puede utilizar los residuos de distintos tipos de moluscos, con lo que se evita la segregación de los distintos tipos de conchas, lo que permite que todo el material que se recicle sea utilizado, dando valor a un residuo que las empresas de la acuicultura deben gastar recursos económicos para desechar. Debido a esta característica del producto, ya son cerca de 7 empresas las que se encuentran interesadas en participar de la iniciativa. 

Para poder llevar esta investigación a un producto comercial, se llevan a cabo estrategias de propiedad intelectual que incluyen el patentamiento de la técnica que permitirá convertir las conchas de molusco en material constructivo, para tomar posteriormente iniciar un trabajo con instituciones como la Cámara Chilena de la Construcción y el programa Construye 2025; que ya están al tanto de este innovador proyecto.