“Nuestro esfuerzo está en desarrollar una cultura que conozca, valore y potencie la transferencia del conocimiento”

Jadranka Rendic, directora de Innovación y Transferencia Tecnológica

El 26 de abril se conmemora el Día Mundial de la Propiedad Intelectual, instancia en que cada año se aprovecha para promover la relevancia de esta disciplina. En este contexto, la profesional que lidera el área de Innovación y Transferencia de Tecnología de la Universidad Católica del Norte entrega detalles sobre la importancia de la PI, que permite proteger la investigación como parte de una estrategia para desarrollar innovación con impacto. Asimismo, explica el apoyo que entrega la casa de estudios a su comunidad para innovar y emprender.

En el marco de este Día Mundial de la PI, ¿cuál es la relevancia de proteger los resultados de investigación?

La investigación es una actividad orientada a generar nuevos conocimientos para dar respuesta a interrogantes científicas o dar solución a problemas particulares. En ese contexto, para la Universidad, como una institución generadora de conocimiento, es relevante promover la protección intelectual, no como un fin en sí misma, si no como un medio para favorecer y fomentar la transferencia del conocimiento hacia la sociedad.

¿Qué tienen que hacer los académicos y estudiantes que tengan interés en investigar y desarrollar innovación?

La UCN cuenta con la Vicerrectoría de Investigación y Desarrollo Tecnológico -VRIDT- que fomenta, gestiona y articula el desarrollo de la investigación científico –tecnológica, la innovación, la trasferencia tecnológica y el emprendimiento que se realiza en nuestra universidad.

En particular, la Dirección de Innovación y transferencia tecnológica es la encargada de fomentar y gestionar, en la comunidad universitaria, la investigación aplicada desarrollada a través de proyectos. Además, es la encargada de cautelar la protección industrial derivada de los resultados de investigación y su transferencia a la sociedad y/o mercado.

En el ámbito del emprendimiento, la DITT cuenta con el laboratorio de emprendimiento Universitario USQAI, el que tiene como objetivo fomentar y acompañar el proceso emprendedor de los estudiantes de nuestra universidad. En este mismo ámbito, la DITT se articula con la Fundación Parque Científico Tecnológico UCN, para gestionar la transferencia del conocimiento de la universidad, a través de servicios o productos especializados que el tejido productivo y emprendedor de la región de Antofagasta requiera como parte de su proceso de aceleración industrial.

En este sentido, los académicos y estudiantes con interés en innovar pueden acercarse a los profesionales de la Dirección para recibir orientación y apoyo en los procesos que la DITT gestiona.

¿Cómo han ido fomentando el espíritu emprendedor en la Universidad y qué acciones extra se realizarán para seguir potenciando el desarrollo innovador dentro de la comunidad de la UCN?

El emprendimiento potencia la transición del conocimiento a una práctica económica que puede generar valor social y económico. En ese contexto, potenciar las habilidades de nuestros estudiantes, interesados en crear y emprender, es un rol fundamental de la DITT a través de su laboratorio de emprendimiento estudiantil USQAI.

USQAI abrió sus puertas, en Antofagasta, en 2017 y cuenta con programas de pre-incubación e incubación y, en el ámbito formativo, realiza el minor de emprendimiento e innovación. Nuestro laboratorio sin duda es una iniciativa que ha potenciado la actividad emprendedora e innovadora en los estudiantes de la casa central.

El desafío hoy, es implementar el laboratorio en nuestra sede Coquimbo, con miras a que el emprendimiento sea parte del sello formativo de nuestra universidad.

¿Qué lecciones se pueden sacar en limpio durante estos últimos años respecto de la innovación universitaria y su vínculo con el resto de sistema productivo regional y nacional?

Las universidades son las principales responsables de la formación de profesionales e investigadores, así como de la generación de la actividad científica tecnológica en el país, por cuanto tenemos un papel clave en el desarrollo y fomento de la innovación.

En esa línea y, para impulsar el sistema productivo regional y nacional, la universidad debe continuar reforzando sus mecanismos de vínculo con la sociedad pues necesita traducir la producción de investigación que realiza en innovaciones que puedan ser valoradas por la sociedad y/o mercado.

Para ello, las universidades en los últimos años hemos transitado un camino para facilitar el camino de la innovación. Un ejemplo de ello -gracias al financiamiento de CORFO- es la implementación de las oficinas de transferencia y licenciamiento, OTLs, los Hubs de transferencia tecnológica, los centros de pilotaje y certificación, entre otros; los cuales se suman como actores relevantes, en el ecosistema de innovación y se hacen parte del desafío de llevar la investigación hacia soluciones innovadoras.

En particular, el desafío de nuestra Vicerrectoría- VRIDT- y de la Dirección que hoy dirijo, está dado por instalar en la universidad una cultura de colaboración y reconocimiento de las actividades relacionadas a la transferencia del conocimiento, como agente clave en el vínculo de su quehacer con los territorios y en la sociedad en general.

Hoy nuestro esfuerzo está en desarrollar una cultura que conozca, valore y potencie la transferencia del conocimiento como elemento que se constituye como motor de vínculo con la sociedad y el territorio en donde la universidad está presente. Para ello, debemos construir lenguajes comunes en estos ámbitos al interior de la universidad, con miras a fomentar la cantidad y calidad del I+D+i+e+TT, pues ésta forma parte de la manera en que nos vinculamos con la sociedad y en especial con los territorios en los cuales estamos presentes.

¿Cuál es el llamado que haces para que la comunidad universitaria se motive a innovar?

La DITT es una unidad de servicios a la comunidad universitaria, en temas relacionados con la investigación aplicada, la protección industrial de los resultados de investigación, la innovación, el emprendimiento y la trasferencia tecnológica (I+D+i+e+TT). En ese contexto, y entendiendo que la innovación generada al interior de la universidad requiere de la confluencia de diversas disciplinas, unidades académicas y de gestión; la invitación es a continuar trabajando de manera colaborativa e invitar a todos quienes conforman la comunidad universitaria a conectar con la Dirección de Innovación y Transferencia Tecnológica- DITT-, la cual cuenta con un excelente equipo de profesionales, que con mucho ahínco orientarán y apoyarán las ideas, proyectos e inactivas relacionadas a la investigación y desarrollo, innovación, emprendimiento y transferencia tecnológica.